lunes, 29 de octubre de 2018

A por el lunes.

   Buenas tropa, empiezo el lunes con dinamismo y un dolor de muelas impresionante. Esta corta semana la empiezo en Albacete y la continuaré, en principio, por Cuenca. A lo que iba, este fin de semana me han comunicado desde la Asociación de Escritores de Alicante las fechas para participar en la Feria de navidad de ADIF. En mi caso, estaré allí el domingo 23 desde las 15:00 hasta las 20:00. Os mantendré informados. Aparte de eso, este fin de semana he estado en mi pequeño trocito de paraíso en Banyeres de Mariola. Iba a poner unas fotos de ese rincón que tantas historias me inspira en esta entrada, pero Blogger está yendo desde ayer de pena y no me deja subir las fotos desde el móvil, por lo que el poema que iba a continuación, no tenía sentido sin esas imágenes. Por ahora os dejo este microrrelato e intentaré subir la entrada original a lo largo de esta semana.


DUELO EN STALINGRADO
Bajo la luz de la luna ve caer unos finos y remolones copos de nieve. Se arrebuja en su abrigo de invierno. Es blanco para confundirse en la nieve, aunque, para luchar en ese mar de escombros en que se ha convertido Stalingrado, se cosen retales de otros colores para desdibujar mejor su figura.
En el bando alemán hay un francotirador de su mismo nivel, quizá mejor, que ha jurado darle muerte. Dicen los rumores que es porque Vassili Zaitsev mato a su hijo en esta misma ciudad. Nadie conoce sus motivos a ciencia cierta, pero está causando estragos entre los oficiales soviéticos y le han exigido a Vassili que acabe con él, con el tirador anónimo que busca su cabeza.

Al amanecer habrá una gran ofensiva en este sector para atraerlo. Hoy, con las primeras luces, comenzará un duelo que se convertirá en leyenda. El duelo entre el mítico Vassili Zaitsev y un misterioso oficial de las SS, que marcará un antes y un después en la segunda guerra mundial.

  
Resultado de imagen de stalingrado 2 guerra mundial


    Un abrazo y hasta la próxima entrada.

domingo, 21 de octubre de 2018

Vaya semanita...

    Buenas tropa, esta semana ha recibido tal cantidad de dosis de cal y arena, que no sé si explicarlo todo aquí o encalar media provincia. Me limitaré a los temas literarios. El primero y principal es que he tenido que publicar de forma precipitada Versos de monte y vida porque se me caducaba esta semana el registro de propiedad, así que, tras un día de trabajo a contrarreloj, ya está subido a Kindle y en breve se podrá adquirir tanto en ebook como en papel.





    Además, aunque tarde, me he enterado del resultado del I certamen literario "Relatos del mármol". Aquí tenéis el enlace y el relato:
https://canterosycaciques.com/2018/04/13/i-certamen-literario-relatos-del-marmol/

ENTRE LAS VETAS

Aquel hombre de blanca túnica y mirada perdida continuaba plantado en medio de la cantera, ignorando los ojos de los canteros que, con desconfianza, lo estudiaban de soslayo mientras se afanaban en extraer el mármol que decorará las casas de los grandes patricios. Los cinceles y punteros resonaron con más ímpetu cuando se acercó el dueño de la mina para interrogar al intruso.

-Por todas las almas del averno ¿Quién es usted ?¿Y qué hace importunando a mis trabajadores y esclavos?
-Mi nombre es Marcio y tengo un encargo.
-No creo que pueda permitirse mi mármol. Sólo vendo a las grandes familias.
-¡Perfecto! El patriarca de la familia Antonina desea que realice un busto de su excelsa figura para que lo recuerden una vez se reúna con sus antepasados.
-Es un gran honor, pero no veo aquí a ningún representante de dicha familia. ¿Quién me asegura que no es un timo?

El escultor se palmeó la bolsa que le colgaba en la cintura, haciendo sonar las monedas de su interior.

-Acepto la plata al contado.
-Y yo el trozo de mármol de mi elección.
-En la escombrera hay trozos adecuados para hacer bustos.

El artista negó con la cabeza.

-La roca habla, deberías saberlo. Sus vetas y grietas forman figuras, se intuye su alma. Es el deber del escultor descifrarlas y hacerlas florecer en todo su esplendor.
-Sí,sí, mientras pagues...

El escuálido artista señaló un punto en la pared, a media altura.

-Te saldrá más caro que el de la escombrera, pero lo podrás recoger la semana que viene.

La negociación duró un rato pero, una vez pagado el estipendio acordado, el patrón ladró las ordenes pertinentes y unos esclavos empezaron a montar un andamio en la zona indicada por el escultor, mientras este se marchaba rumbo a Tíjola con la mente puesta en el alma que se escondía entre esas vetas.

Resultado de imagen de busto marmol romano

   Un abrazo y hasta la próxima entrada. A ver si esta semana va mejor.

domingo, 14 de octubre de 2018

De testigo el mar.

   Buenas tropa, esta semana me informaron de que uno de mis relatos ha sido seleccionado para ser publicado en la antología del certamen "De testigo el mar", organizado por Letras con arte. Espero que os guste.

 Aquella noche en El Grao.

      Desde esa terraza del Grao de Castellón se podía apreciar el emotivo reflejo de las estrellas en el mar, aunque él sólo tenía ojos para la estrella que se sentaba a su lado. Un ángel huído de no se sabe qué cielo. Cada vez que sus miradas se cruzaban, se paraba la música, desaparecía todo ser a su alrededor. Sólo estaba ella. Un carácter ardiente con un corazón tierno, una mirada en la que perderse el resto de sus días y una sonrisa capaz de derretir un iceberg en cuestión de segundos.
    Mas, al girar unos pocos grados la cabeza, se encontraba él. Su fiel amigo, sí, un gran compañero de trabajo, también, su confidente, sin duda, pero no dejaba de ser el que se había acoplado y le había chafado el plan. De nada sirvieron las indirectas, ni las directas, echó para adelante sin más. Aunque de todo se aprende y, la próxima vez que fueran a Castellón, a buen seguro lo iba a dejar maniatado y encerrado en la habitación del hotel.

Resultado de imagen de El grao de castellon de noche

    Un abrazo y hasta la próxima entrada.

domingo, 7 de octubre de 2018

Recuerdos de Tánger

    Buenas tropa, aquí os dejo algunos de los recuerdos que traje de Tánger. Allí conocí una cultura distinta e hice nuevas amistades, entre ellos Paco, Shariff, Mohamed y Fran. La comida marroquí me enamoró y, en aquel ambiente, escribí algunos de mis mejores poemas. Aquí tenéis algunas fotos, aunque no le hacen justicia a esa antigua ciudad:














    Y esta es una de las poesías que escribí durante esos días. La inspiró una musa inolvidable.

Tomando té en la medina,
Caso versos de añoranza,
Con una vana esperanza,
Que toda mi alegría mina 

Media un mar entre nosotros,
La brisa arrastra mis versos,
Buscan tu oído y tus besos,
Y aproximan nuestros rostros.

Bajo este sol te añoro,
A la luz de la luna huyo,
Pienso en ese rostro tuyo,
Y entre estas sombras lloro.

¿Dónde estás hoy vida mía?
Mi corazón añora tu voz,
Y ansia tus besos, sólo mía. 

   Un abrazo y hasta la próxima entrada.

martes, 2 de octubre de 2018

Desde Tánger

Buenas tropa, anoche llegué a Tánger. Estoy aquí por temas de trabajo. La ciudad, aunque no pude ver gran cosa, tiene una parte antigua muy inspiradora, con restos de todas las culturas que han pasado por aquí. La comida es espectacular y a buen precio. La gente es afable y te acoge como si te conociera de toda la vida. Si dominas un poco de francés o inglés, no tienes ningún problema para hacerte entender.
   Aparte de eso, han seleccionado uno de mis poemas para la antología del VIII concurso "versos en el aire" y algunos de mis haikus para la antología del II concurso internacional de haikus, ambos de la editorial diversidad literaria. Podréis leerlos en cuanto vuelva a la península.
    Un abrazo y hasta la próxima entrada.

lunes, 10 de septiembre de 2018

Y sigo en Castellón. 😊

    Buenas tropa, podéis pensar que he tirado la toalla con el blog, pero no. Llevo un par de semanas trabajando en Castellón y no me gusta redactar las entradas con el móvil, me suele dar problemas a la hora de subirlas y no puedo elegir la posición de las fotos. Al no tener el ordenador a mano, tampoco puedo terminar la maquetación del poemario (sí, al final lo voy a autoeditar), así que, ese proyecto está parado.
    Pero todo tiene un lado bueno.¿Cuál? Pues que he podido darle un empujón a la nueva novela y estoy redactando ya el último capítulo. Aparte de eso, me encanta Castellón. El paisaje y el paisanaje son inolvidables e inspiradores.
    En breve os subiré más aportes. Un abrazo y hasta la próxima entrada.

A por el lunes.

   Buenas tropa, empiezo el lunes con dinamismo y un dolor de muelas impresionante. Esta corta semana la empiezo en Albacete y la continuaré...